Ejercicio práctico resuelto: el modelo de transición demográfica en España

En el gráfico adjunto se representa el modelo de transición demográfica en España. Analícelo y conteste a las preguntas siguientes:

evolución población española

a) Reconozca indicando el número o los números, la fase del modelo demográfico antiguo y explique el comportamiento en España de los elementos implicados.

El modelo demográfico antiguo aparece en el “tramo nº1”.  Esta fase se caracteriza por altas tasas de natalidad y mortalidad, y en consecuencia, un crecimiento natural muy escaso.

Las altas tasas de natalidad se deben a: una economía fundamentalmente rural, una alta religiosidad, el valor económico de los hijos, y la ausencia de métodos anticonceptivos.

La mortalidad catastrófica explica las elevadas tasas de mortalidad bruta y mortalidad infantil, consecuencias de las malas cosechas, las guerras y epidemias. No hay que olvidar la subnutrición y malnutrición que afectaba en estas fechas a la mayor parte de la población española. Otro factor que frenó el crecimiento demográfico fue la emigración a ultramar.

La esperanza de vida era muy corta, no se superaban los 35 años.

b) Reconozca indicando el número o los números, las fases de transición demográfica en España y explique los procesos que durante ella se producen.

Las fases de transición demográfica se reflejan en los números 2 y 3 del gráfico.Fue una etapa más corta e intensa que en el resto de Europa.

Se caracteriza por la disminución suave de las tasas de natalidad (1ª fase) y una fuerte caída de la mortalidad, y en consecuencia, un crecimiento natural elevado. La natalidad descendió durante la crisis del 29, los avatares de la  II República, la Guerra Civil y los primeros años de la posguerra. El descenso de la mortalidad bruta e infantil vino motivado por: los avances médicos y sanitarios (vacunas, antibióticos y mejoras higiénicas).

En una segunda fase, las tasas de mortalidad se mantienen bajas, y se reduce bruscamente la natalidad. La natalidad irá descendiendo gracias a: la progresiva incorporación de la mujer al trabajo, el éxodo rural, la terciarización económica, y el mayor peso de la población urbana con pautas menos natalistas que en el medio rural.

La esperanza de vida se situará entre los 60-70 años.

c) Señale, indicando el número o los números, la fase del comportamiento demográfico moderno en España y diga sus características.

El régimen demográfico moderno se refleja en las fases del gráfico 4 y 5.  Se caracteriza por bajas tasas de natalidad y mortalidad, y en consecuencia, un crecimiento natural muy escaso, llegando a ser negativo en la fase 5.

Las bajas tasas de natalidad y de fecundidad se deben a: el aumento del nivel de vida, la incorporación de la mujer al mundo laboral, el retraso en la edad de matrimonio, la generalización del uso de anticonceptivos, la preocupación por una mejor formación y atención a los hijos, y una  menor religiosidad.

La llegada de inmigrantes ha favorecido un repunte de la natalidad (ciertos autores hablan de una segunda transición demográfica) que se ha frenado con la crisis económica iniciada en el año 2008.

Las bajas tasas de mortalidad bruta e infantil se explican por el mayor nivel de vida y la generalización de la sanidad pública. Se observa un repunte de la mortalidad debido a un mayor índice de envejecimiento.

Elevada esperanza de vida: 80 años.

d) Diga, aproximadamente, a qué fechas corresponden cada una de las fases del modelo en España.

El régimen demográfico primitivo se extiende hasta comienzos del siglo XX.

La transición demográfica llega hasta mediados de los años 70 del siglo XX.

El régimen demográfico moderno abarca desde los años 80 del siglo XX hasta la actualidad.

Anuncios

Ejercicio práctico resuelto: gráfico evolución fecundidad

a) Las fases que se observan en la evolución del Índice Sintético de Fecundidad en España son:

-Una fase de descenso entre 1975 y 1998, que incluye una etapa de fuerte caída entre 1975 y 1987, y una etapa de descenso más moderado entre 1987 y 1998.

-Una fase de ligera recuperación entre 1998 y 2006.

El reemplazo de la población está asegurado hasta 1981 inclusive. Desde entonces, el valor del índice cae por debajo de 2,1 hijos por mujer, que es el mínimo necesario para asegurar el reemplazo.

b) El índice en Andalucía es más elevado que el de España debido a la existencia tradicional de tasas de natalidad más elevadas, relacionadas con un mayor peso de la economía agraria, un nivel cultural más bajo, una mentalidad más tradicional y un retraso en el empleo de sistemas anticonceptivos eficaces. En la última fase tienden a aproximarse por la modernización económica y social de Andalucía.

c) Las causas del descenso del Índice Sintético de Fecundidad en España a partir de 1975 han sido económicas y sociales:

-La situación económica ha retrasado la edad del matrimonio, con el consiguiente acortamiento del periodo fértil de la mujer. Primero, como resultado de la crisis de 1975; y desde 1980 por la precariedad laboral y el alto precio de compra y alquiler de vivienda, que dificulta la emancipación de los jóvenes, y prolonga su formación y permanencia con los padres.

-La sociedad española ha experimentado cambios de mentalidad y de valores desde la transición a la democracia (1975) que han colaborado al descenso de la natalidad. Ha disminuido la influencia religiosa; se han despenalizado y difundido los anticonceptivos; y se ha legalizado el aborto en ciertos supuestos. Las mujeres se han incorporado de forma creciente al trabajo fuera del hogar y retrasan la maternidad hasta consolidar su situación laboral, de modo que la mayoría de los nacimientos se producen en el grupo de los 30-34 años; y muchas mujeres tienen dificultades para conciliar la vida laboral y familiar, ante la escasez de guarderías a precios asequibles y el mantenimiento de comportamientos sexistas en el reparto de las tareas domésticas y en el cuidado de los hijos. Estos ya no se consideran como seguro de vejez de los padres, ante el progreso de la protección social, sino que se aprecia su formación y bienestar, por lo que se prefiere tener menos hijos y atenderlos mejor. Además, los gastos que ocasionan y la dedicación que requieren compiten con el deseo de los padres de disponer de más ingresos para el consumo y de más tiempo libre para el ocio. Por otra parte, han ganado importancia las relaciones de pareja sobre las reproductoras y de cuidado de los hijos;  y han surgido formas familiares distintas del matrimonio y menos prolíficas (cohabitación, hogares monoparentales de divorciados, maternidad en solitario).

Desde 1998, la natalidad ha experimentado una ligera recuperación debida a la inmigración, ya que la población española mantiene su comportamiento restrictivo de la natalidad. La inmigración colabora al aumento de la natalidad sobre todo por el incremento de mujeres en edad fértil, dado que su fecundidad, inicialmente más alta, tiende a acercarse a la española.

Fuente: Mª.Concepción Muñoz-Delgado, pruebas de selectividad: Geografía, editorial Anaya.