Viaje al tiempo de los íberos

Las provincias de Jaén y Granada entierran grandes tesoros de la cultura íbera. Gran parte de las esculturas y cerámicas de esta civilización pre-romana se encuentran en el Museo de Jaén o en el Museo Arqueológico Nacional en Madrid, pero las tumbas o los oppidum podemos visitarlos “in situ”.

La Diputación de Jaén ha puesto en marcha un gran proyecto para acercar la cultura íbera a todos nosotros. Se denomina “Viaje al tiempo de los íberos”  donde se incluyen diversas rutas por tierras giennenses. Si pincháis en la imagen obtendréis toda la información:

Viaje tiempo Iberos

Ayer me acerqué a Peal de Becerro (Jaén) para visitar las tumbas principescas de Toya y Hornos. Aunque existe una réplica exacta en el Museo de Jaén, es más emocionante adentrarte en las que se construyeron hace 24 siglos. Tengo que agradecer a Elena su amabilidad y su buen hacer durante la visita guiada.

     camara-sepulcral-toya-02    interior cámara sepulcral

>>Visita virtual a la cámara de Toya

>>Descripción de la cámara sepulcral

Yo seguiré descubriendo este viaje y completando todas las etapas durante los próximos meses. Os animo a visitar estos yacimientos; y si os gusta la montaña y el senderismo siempre tenéis a un paso el parque natural de Cazorla, Segura y las Villas.

Aquí os dejo otros enlaces de interés:

>Visita al conjunto de Cástulo

>Centro Interpretación de Baza (Granada)

Anuncios

Baños de la Encina (Jaén)

En las estribaciones de Sierra Morena, muy cerca de Bailén, me topé el domingo pasado con un pueblo y un entorno muy agradables. Hablo de Baños de la Encina, una localidad que respira tradición e historia, gracias a sus viviendas de piedra, y sobre todo a edificios como el castillo o la parroquia de San Mateo.

Primero estuve en el castillo de Burch al hamman que ofrece visitas guiadas muy interesantes por dos euros, después me asomé a la iglesia de San Mateo, para terminar con una ruta de senderismo de 9 kilómetros denominada “Sendero del bronce”. Esta ruta recorre la dehesa del Santo Cristo, bordeando el embalse del Rumblar, salpicada de restos arqueológicos como el Fortín de Migaldías (estructura defensiva de la Edad del Bronce), el camino de San Lorenzo (antigua calzada), o una panorámica de Peñalosa (poblado argárico) desde Cerro Moyano.

Llama la atención que en un terreno donde la pizarra aflora en la superficie, los campesinos fueran capaces de cultivar gracias a un sistema de bancales para poder subsistir.

Aqui os dejo varias fotos y enlaces. Os animo a visitar este pequeño pueblo que tiene mucho encanto.

      

El castillo de Santa Catalina en Jaén


Este pasado domingo, mi amiga Ana y yo decidimos subir a pie al castillo de Santa Catalina. Aunque el ejercicio físico no es lo nuestro y hacía un calor veraniego, mereció la pena divisar  la ciudad de Jaén a vista de pájaro: su entramado de calles, los restos de la muralla, el Jabalcuz y los campos de olivos al fondo.

El castilló nació siendo un alcázar árabe durante el reinado del rey Alhamar. Después de la reconquista, en el año 1246, se levantó sobre la alcazaba mora una fortaleza cristiana con una iglesia consagrada a Santa Catalina, nombre con el que se conoce actualmente.

En el emplazamiento se construyeron tres fortalezas a lo largo de varios siglos: el Castillo Viejo, el Alcázar Nuevo y el de Abrehuy. Desgraciadamente en 1965, sobre las dos primeras fortalezas se construyó el actual Parador Nacional de Turismo, por lo que el Alcázar Nuevo es casi lo único conservado.

La entrada es gratuita, pero el acceso a las diferentes estancias está cerrado temporalmente.