Ejercicio práctico resuelto: mapa población mayor de 65 años

envejecimiento

a) Citar las provincias con menor y mayor porcentaje de población anciana:

La población más joven (<15% de población anciana) se sitúa en Madrid, ambos archipiélagos, Ceuta, Melilla, Huelva, Sevilla, Cádiz, Málaga, Almería y Murcia.

Las provincias que tienen un mayor porcentaje de población anciana (>25%) son: Lugo, Orense, Zamora, Ávila, Soria y Teruel.

b) Las causas del envejecimiento demográfico son:

En el año 2006, como podemos comprobar en el mapa, la estructura demográfica corresponde a una población fuertemente envejecida en la que los jóvenes se han reducido casi a la mitad (14%) y la población anciana ha ido aumentando (18%), siendo su porcentaje superior al de la población joven. Además, la mayoría de las provincias españolas tienen más del 15% de población anciana, llegando algunas de ellas a superar el 25% de población mayor de 65 años.

Las causas del envejecimiento han sido:

-La progresiva reducción de la natalidad. Debido a: la elevación del nivel de vida, la incorporación de la mujer al  mundo laboral, la extensión de los métodos anticonceptivos, la menor religiosidad de la población, las escasas ayudas estatales para incentivar la natalidad, el retraso en los matrimonios, y finalmente, que el hijo deja de tener un valor económico (ya no ayuda económicamente al sostenimiento familiar).

-El aumento de la esperanza de vida motivado por el descenso de la mortalidad, gracias a los avances médicos y a las mejores condiciones de vida, ha permitido el crecimiento sostenido de la población anciana.

c) Causas de los contrastes entre las distintas provincias españolas:

Las provincias con mayor porcentaje de jóvenes son las que poseen tasas de natalidad relativamente más altas y esperanza de vida más baja, y las fuertemente inmigratorias, como Madrid y el litoral mediterráneo. El éxodo rural, en un primer momento, atrajo a las regiones más industrializadas como Madrid o Cataluña a gran parte de la población que vivía en el interior peninsular. Actualmente, la población inmigrante (entre 20 y 40 años, y con pautas más natalistas) se trasladan a Madrid o al litoral mediterráneo, para cubrir puestos de trabajo en el sector terciario y en la construcción.

Por otro lado, las provincias más envejecidas son las que en el pasado se vieron muy afectadas por la emigración (éxodo rural, migraciones transoceánicas, migraciones a Europa) y cuentan actualmente con bajas tasas de natalidad, alta esperanza de vida y un sobreenvejecimiento causado por el retorno de antiguos emigrantes (en Galicia e interior peninsular), y también las provincias que se vieron afectadas por la crisis de 1975, como las de la cornisa cantábrica.

Ejercicio práctico resuelto: mapa mortalidad

A la vista del mapa adjunto, “Provincias con tasa bruta de mortalidad superior al 10,8%0 (media nacional 8,4%0)”, señale dichas provincias tramadas y comente los motivos fundamentales que concurren en esta situación. Explique las consecuencias derivadas de este fenómeno.

Las provincias tramadas son A Coruña, Lugo, Orense, Asturias, León, Palencia, Zamora, Salamanca, Soria y Teruel.

Las causas fundamentales de su superior tasa bruta de mortalidad están relacionadas con un mayor grado de envejecimiento demográfico motivado por causas socioeconómicas: un menor dinamismo económico tradicional o la prolongada incidencia de la crisis industrial de 1975, en el caso de Asturias. Este hecho provocó en épocas pasadas una fuerte emigración que, al afectar, sobre todo, a la población joven, originó un acusado envejecimiento demográfico por la base, al reducir la tasa de natalidad y la población joven, y por la cima, al aumentar la población anciana, incrementando la tasa de mortalidad. En la actualidad, ese menor dinamismo económico ocasiona una menor incidencia de la inmigración extranjera, privando a estas provincias del aporte que supone de población joven.

Las consecuencias del envejecimiento demográfico afectan a la viabilidad del Estado del bienestar. El envejecimiento reduce la población activa y la capacidad de innovación, y en consecuencia se produce una desaceleración económica. Además, la financiación de las pensiones depende de las cotizaciones de los trabajadores en activo en cada momento, por tanto,  la reducción de los activos y el aumento de pensionistas eleva el coste de las pensiones. También se incrementa el gasto sanitario ya que los ancianos consumen más medicamentos y su estancia hospitalaria es más larga. Además, los cuidados y atenciones a la población anciana elevan las cargas familiares; crece la demanda de residencias públicas y privadas, que actualmente son insuficientes, y se hace necesario planear actividades que les permitan a los mayores distraerse y sentirse útiles.

Fuente: Mª. Concepción Muñoz-Delgado, pruebas de selectividad: Geografía, editorial Anaya.