Ejercicio práctico resuelto: mapa población activa agraria en España

poblagraria

Observe el mapa del porcentaje de población activa agraria en España por provincias y conteste:

a) Señale las comunidades autónomas que tienen menos del 5% de su población dedicada al sector primario, y señale las causas que explican esta situación:

Las comunidades autónomas que no superan el 5% de población activa agraria son: Asturias, Cantabria, País Vasco, Comunidad Foral de Navarra, Cataluña, Madrid, Comunidad Valenciana, Baleares y Canarias.

Las causas que explican esta situación son el predominio de actividades económicas relacionadas con los sectores secundario y terciario. Cataluña (en concreto Barcelona), Asturias y País Vasco desarrollaron una temprana industrialización, debido a la presencia de una burguesía emprendedora y a la existencia de mineral de hierro en el caso vasco, y de carbón en el caso asturiano. Madrid también inició pronto su industrialización, debido a su situación como capital de Estado, que atrajo población e industrias de consumo. Posteriormente, las ventajas de las economías de aglomeración permitieron incrementar el desarrollo industrial y, más tarde, un importante  proceso de terciarización económica, especialmente en los casos de Madrid y Barcelona. Por su parte, la Comunidad Valenciana, Baleares y Canarias, tienen un destacado peso de las actividades terciarias relacionadas con el turismo.

b) Indique las provincias que tienen más del 15% de población activa agraria, señalando los cultivos y la ganadería predominante en cada una de ellas:

Las provincias que cuentan con una población activa agraria del 15% ó superior son: Lugo, Cuenca, Cáceres, Badajoz, Huelva, Córdoba, Jaén, Granada y Almería.

En Lugo tiene gran importancia la ganadería bovina tanto de aptitud cárnica como la de aptitud lechera. Destacan los cultivos de huerta y las plantas forrajeras. Por otro lado, la explotación forestal también es importante.

Cuenca, al igual que toda Castilla-La Mancha, destaca en la producción vitivinícola.

Las provincias extremeñas se han especializado en la ganadería porcina y ovina en régimen extensivo (dehesas). Predominan los cultivos de secano, como el cereal, pero, gracias a la introducción del regadío, se han desarrollado cultivos industriales (tabaco) y frutales.

Dentro de Andalucía: Jaén y Córdoba destacan en la producción de aceite de oliva, mientras que Granada, Almería y Huelva están al frente de la agricultura intensiva gracias a los cultivos bajo plásticos (hortalizas, frutales y frutas tropicales) con técnicas como el enarenado. En cuanto a la ganadería, destaca el ganado ovino en régimen extensivo, el ganado porcino en régimen intensivo, y el ganado vacuno de aptitud lechera.

Anuncios

un paisaje rural

Un paisaje rural es producto de la combinación del medio natural con la actividad agraria del hombre. De modo que a la hora de comentar un paisaje de este tipo hay que tener en cuenta ambos aspectos.

Guión para hacer un buen análisis:

1. Localización en el espacio: Señalar si se trata de un paisaje de interior, de costa, de montaña, e indicar su localización geográfica concreta.

2. Estudio del medio natural: relieve (altitud, morfología), vegetación (extensión, tipo y especies), aguas, clima (éste se deduce gracias a la vegetación, los tipos de cultivo y la hidrografía) y suelo.

3. Análisis de los elementos humanos: estructura agraria (tamaño de las parcelas, forma y límites; técnicas de producción tradicionales o modernas), poblamiento y hábitat rural (tipología del poblamiento, tamaño del núcleo, características edificatorias).

4. Estudio de los usos del espacio rural: localización y extensión de cada uso del suelo y su análisis (tipo de cultivo, de ganado o de especies forestales; sistemas de producción, rendimiento; destino de la producción). Indicar si aparecen otros usos del suelo como industrial o turístico, etc.

5. Conclusión: perspectivas de la actividad agraria e impacto medioambiental.

En la prueba de selectividad, el comentario no es libre sino que tenéis que contestar a una serie de preguntas. Aquí os adjunto un ejercicio de selectividad y su comentario. Os daréis cuenta de que para analizar un paisaje rural tenemos que conocer no sólo los espacios agrarios en España sino también las características de relieve, clima, vegetación, poblamiento, etc. por lo que es importante tener las ideas claras y relacionar todo lo visto durante el curso.

-Realice un comentario de la imagen adjunta, atendiendo, al menos, a los siguientes aspectos:

a) Principales elementos del paisaje.

La fotografía presenta un paisaje, posiblemente de las Islas Canarias, en el que se aprecian diversos elementos físicos como el relieve, la vegetación y el suelo, a partir de los cuales pueden deducirse ciertas características climáticas. Además, se observan elementos humanos, como los usos del suelo para la actividad agraria, las infraestructuras y el poblamiento.

b) Factores del medio físico que configuran el paisaje.

Los factores del medio físico que configuran el paisaje son:

-El relieve corresponde a una vertiente o ladera producto de la erosión de las aguas de arroyada sobre un antiguo macizo volcánico. El relieve resultante se denomina glacis o rampa de pendiente moderada formada por depósitos aluviales.

-La vegetación natural es escasa. En este hecho influyen diversos factores, como la naturaleza del roquedo, la aridez del clima y la acción antrópica, que la ha eliminado en su mayor parte para implantar asentamientos humanos y usos agrarios. Se trata de una vegetación de matorral esclerófilo fomado por el cardón y la tabaiba.

-El agua es de procedencia subterránea, pues los materiales volcánicos son, en conjunto, bastante permeables y permiten la infiltración. Los acuíferos pueden aprovecharse para la actividad agraria y usos domésticos a partir de pozos excavados en el fondo de barrancos o en galerías (túneles horizontales que penetran en las montañas en busca de los diques tras los cuales se localizan los depósitos de agua acumulados durante años).

-El suelo, de naturaleza volcánica, es pobre en humus y se ve sometido a una fuerte erosión en las vertientes, agravada por la escasa protección vegetal, aunque la posibilidad de riego permite un aprovechamiento agrario.

El clima se caracteriza por precipitaciones muy escasas e irregulares y temperaturas suaves a lo largo de todo el año.

c) Usos del suelo y características del poblamiento.

La actividad agrícola se practica en terrazas estrechas y alargadas que abancalan las vertientes para evitar el deslizamiento del suelo. Se practica un policultivo tradicional de secano basado en papas, viña y cereal orientado al autoconsumo. El éxodo rural sufrido desde 1960 ha provocado que muchas terrazas estén abandonadas o que sólo se trabajen a tiempo parcial.

Otros usos del suelo son los ocupados por las infraestructuras (carreteras, tendido eléctrico, etc.). Como se aprecia en la fotografía, la orografía determina el trazado de las carreteras o caminos que son sinuosos y estrechos.

El poblamiento es concentrado laxo: aparecen varias viviendas de pequeño tamaño separadas a una corta distancia por otros grupos de casas. Las viviendas son de baja altura, frecuentemente de dos plantas, con cubierta plana y paredes encaladas.

> Comentarios de Antonio Bóveda

Ejercicio práctico resuelto: mapa paisajes agrarios

-El mapa representa la distribución de los diferentes paisajes agrarios de España. Analícelo y responda a las siguientes preguntas:

a) Diga el nombre de las comunidades autónomas donde se localizan los paisajes agrarios de la España húmeda. Explique algunas causas.

Las comunidades autónomas donde se localiza el paisaje agrario de la España húmeda son Galicia, Principado de Asturias, Cantabria, País Vasco, el norte de Navarra, Aragón, Cataluña, y Castilla y León.

Las características principales de este paisaje están relacionadas con el medio físico: un relieve accidentado con escasas superficies llanas que dificulta la actividad agrícola; un clima oceánico con precipitaciones abundantes y regulares a lo largo del año, hecho que favorece la existencia de prados naturales para el ganado en régimen extensivo o mixto;  y una abundancia de bosques de roble, haya, pino y eucalipto que permiten el aprovechamiento de la madera para la industria del mueble o la obtención de pasta de papel.

b) Explique los factores geográficos que condicionan la localización de los paisajes de la España mediterránea cálida.

Los factores son el relieve y el clima. El relieve es llano y corresponde a la llanura litoral que recorre la costa mediterránea peninsular, al valle del Guadalquivir y a las islas Baleares. El clima mediterráneo costero, con precipitaciones escasas e irregulares, acusada sequía estiva e inviernos muy moderados térmicamente gracias a la influencia del mar Mediterráneo, favorece la producción hortofrutícola.

c) Deduzca de la información del mapa los cultivos dominantes que se producen en el interior peninsular.

En el interior peninsular, los secanos extensivos han estado dominados por la llamada trilogía mediterránea: los cereales, la vid y el olivo.

En el pasado, los cereales, principalmente trigo, cultivados en campos abiertos, rotaban con barbecho o con leguminosas y llevaban asociada una ganadería ovina que pastaba en los rastrojos. Además, los secanos estaban ocupados por cultivos leñosos como la vid y el olivo, que aparecían asociados entre sí o a otros aprovechamientos, o bien como monocultivo.

En la actualidad, el trigo ha sido sustituido en gran parte por la cebada; y el barbecho completo se ha reemplazado por el medio barbecho, que utiliza el girasol como cultivo de descanso, o incluso ha desaparecido gracias al regadío y al uso de abonos químicos. Esta tendencia choca con la reforma de la PAC, que, para acceder a las ayudas, obliga al agricultor a dejar en barbecho, además de la superficie normal, otra adicional y ha reducido considerablemente las ayudas al girasol. Los cereales predominan en Castilla y León, mientras que el olivar y la vid cobran importancia en Castilla-La Mancha, Aragón y Extremadura. El viñedo destaca en La Rioja y Navarra por su calidad y extensión.

Actualmente, el regadío permite un aprovechamiento más intensivo y ha permitido diversificar la producción: plantas industriales como la remolacha azucarera, el lúpulo y el tabaco; los forrajes, como la alfalfa y el maíz, para la alimentación del ganado; y los cultivos hortofrutícolas que son la bases de la industria conservera en tierras riojanas, navarras y aragonesas del valle del Ebro.

Fuente: Mª. Concepción Muñoz-Delgado (Pruebas de selectividad: Geografía, Editorial Anaya).

En relación a la agricultura española, aquí os dejo un tema a desarrollar en la prueba de selectividad: La heterogeneidad de la agricultura española


Ejercicio práctico resuelto: gráfico evolución cultivo cerealista

-A partir del análisis del gráfico que se adjunta, comente los aspectos fundamentales referidos a la evolución del cultivo de cereales en España:

La gráfica muestra la evolución del cultivo cerealista en España entre 1950 y 1998 en superficie cultivada (miles de hectáreas) y en cifras de producción (miles de toneladas).

La superficie destinada al cultivo de cereales no ha variado mucho entre 1950 y 1992, situándose entre los 7 y 8 millones de hectáreas. Las variaciones más significativas han correspondido al tipo de cereales cultivados: el trigo predominaba en la década de los 50 por su carácter de alimento básico, que determinaba la regulación estatal de su cultivo y de su precio. Desde 1967, los excedentes de producción a causa de la elevación de sus rendimientos y por la disminución de su consumo al elevarse el nivel de renta de la población, provocó el fomento de los cereales-pienso (cebada, avena, centeno, maíz y sorgo) destinados a la creciente actividad ganadera. A partir de 1992 se observa un descenso en la superficie cerealista en relación con la reforma de la Política Agraria Común de la Unión Europea. Para reducir  los excedentes comunitarios de cereales se fomentó la silvicultura, la extensión del barbecho y la reducción del precio de intervención de los herbáceos.

En cuanto a la producción de cereales: creció de forma significativa entre 1950 y 1986. Las causas de este crecimiento fueron: las mejoras técnicas elevaron los rendimientos por hectárea (selección de semillas, cultivo de variedades con alto rendimiento, mejora del abonado mediante el uso de fertilizantes, reducción del barbecho y la extensión del regadío), el trigo se sustituyó por cereales más productivos como la cebada. A partir de 1986, con la entrada de España en la Comunidad Económica Europea, el cultivo de cereales tuvo que adaptarse a las medidas establecidas desde la PAC, destinadas a reducir los fuertes excedentes cerealistas existentes en la CEE. Estas medidas incluían un sistema de cuotas de producción y una tasa de corresponsabilidad a pagar por el agricultor en función del excedente producido por encima de la cuota. De este modo, se redujo la producción de cereales (aunque no de los rendimientos) que se acentuó a partir de 1992, con motivo de la reforma de la PAC que fomentaba la extensificación del cultivo y reducía el precio de los cereales y las ayudas al comercio exterior.

Los efectos de esta situación son negativos para España respecto a otros países comunitarios, con explotaciones mayores y rendimientos más elevados, que pueden subsistir con precios más bajos. Las comunidades más negativamente afectadas son aquellas en las que el cultivo de cereales tiene un mayor peso como Andalucía, Castilla y León, Castilla-La Mancha y Extremadura.

Fuente: Mª. Concepción Muñoz-Delgado (Pruebas de selectividad: Geografía. Editorial Anaya)