Nacimiento del río Castril (Granada)

IMAG0891

Reconozco que la geografía andaluza sigue sorprendiéndome y disfruto cuando algo que se explica en clase lo compruebas in situ (vamos “en vivo y en directo”). Esto me ha ocurrido visitando el Parque Natural de la Sierra de Castril, al noreste de la provincia de Granada, entorno limítrofe con las sierras de Cazorla y Segura en Jaén.

La Sierra de Castril se enclava dentro de las sierras subbéticas elevadas durante la era terciaria y constituidas por material calizo depositado en el mesozoico (era secundaria), cuando la mitad sur peninsular estaba cubierta por el mar. Son múltiples los ejemplos de relieve jurásico (anticlinal, sinclinal, sinclinal colgado, …) que nos encontramos en esta zona, pero os recomiendo el nacimiento del río Castril para entender la formación del relieve invertido y el paisaje kárstico.

La erosión fluvial ha barrido la capa de material margoso cuaternario (color amarillo en el esquema) y ha dejado elevados materiales más antiguos (color marrón y gris del esquema geológico) produciéndose así un relieve invertido. El  relieve kárstico se forma sobre terreno calizo: el agua va disolviendo la roca formando un paisaje de dolinas, poljes, cuevas, acuíferos, etc. Precisamente,  el nacimiento del río Castril se debe a que el agua se infiltra en la roca y cuando llega a un estrato impermeable sale a la superficie aprovechando una gran fisura.

La ruta es de unos 2,5 km. aproximadamente desde cortijo del Nacimiento, aunque nosotros dejamos el coche unos kilómetros antes, pasando el camping. Aqui os adjunto un folleto explicativo

Anuncios

Sicilia

              

Hace unos días estuve en  Sicilia aprovechando, como dicen algunos,  las “largas vacaciones que tienen los maestros“… El viaje ha sido fantástico y muy enriquecedor.  Teniendo en cuenta que únicamente he visitado la costa oriental de la isla, siempre tendré una buena excusa para volver de nuevo.

La historia y la cultura de Sicilia han bebido directamente de los pueblos que la colonizaron, entre los que se encuentran: fenicios, griegos, romanos, bizantinos, musulmanes y españoles. En consecuencia, la economía, la gastronomía, los restos arqueológicos, los trazados urbanos, las iglesias y otros monumentos son la huella que nos han dejado estos diferentes invasores que han hecho de Sicilia un crisol sorprendente.

Entre todo lo que he visitado destaco la impronta griega en Taormina y Siracusa, el trazado medieval de la isla de Ortigia, los edificios barrocos de Ragusa y Noto, las islas Eolias, y fundamentalmente el paisaje volcánico del Etna.

El volcán Etna situado en la costa este, muy próximo a la ciudad de Catania, se originó hace aproximadamente medio millón de años en un punto de confluencia de dos placas tectónicas, la africana y la euroasiática. Las primeras erupciones ocurrieron bajo la superficie marina; pero serán las erupciones de hace unos 170.000 años, el origen del edificio volcánico actual que mide más de 3.300 metros de altitud, aunque su crecimiento se ha visto interrumpido por erupciones mayores que provocaron el colapso (hundimiento) de la cumbre para formar calderas. Se cree que el más reciente colapso de la cumbre ha ocurrido hace unos 2000 años para formar lo que se conoce como la Caldera Piano. El Etna tiene cuatro respiraderos (cuatro cráteres) y cuando entra en erupción suele ser muy explosivo. Este tipo de erupción se llama estromboliana. El volcán lanza bombas y bloques de lava. Libera más ceniza, gases y rocas que lava.

Caminé por el Etna el lunes 1 de agosto, pocas horas después entró en erupción, aunque yo no tengo nada que ver. Siempre quedarán en mi memoria la caminata por varios cráteres y la rugosidad del basalto que forma el malpaís.

Hoces del río Duratón (Segovia)

La geografía española nos sorprende muy cerca de casa, casi a la vuelta de la esquina. Este fin de semana me he perdido en el Parque Natural Hoces del río Duratón, situado en el nordeste de la provincia de Segovia. El eje del parque, unos 25 kilómetros, comprende el tramo medio del río Duratón, desde Sepúlveda hasta el embalse de Burgomillodo.

La Casa del Parque (antigua Iglesia de Santiago) en Sepúlveda, es el punto de información para realizar las diferentes rutas de senderismo. Os recomiendo la “senda de los dos ríos” ruta circular de 5 kilómetros, la “senda larga” para la que tenéis que solicitar autorización en la Casa del Parque, y la visita a la Ermita de San Frutos.

¿Qué podemos destacar de este parque natural?:
– Sus espectaculares vistas panorámicas desde la paramera, viendo los cortados de hasta 100 metros que ha realizado el agua en la roca caliza y que se acentúan con cerrados meandros.
– La ribera del río, en los primeros kilómetros del Parque Natural las diferentes rutas por la ribera nos muestran un ecosistema ripario con abundantes especies  tanto de flora como de fauna.
– La avifauna, el buitre leonado es la rapaz más abundante en el Parque Natural, pero además de buitres en los cortados habitan alimoches,  el halcón peregrino, el buho real e incluso una pareja de águila real.

La visita a Sepúlveda es imprescindible, y si allí no encontráis alojamiento os recomiendo la casa rural “las siete llaves” en Consuegra de Murera, a unos 9 kilómetros de Sepúlveda.

Para saber más:

>Evolución geológica y formación de meandros

>Parque Natural Hoces del río Duratón

>Sepúlveda y las Hoces

>Las Hoces en “turismo en Castilla y León”

La Sierra de Segura (Jaén)

Aprovechando este puente del 1 de mayo, y como no pude ir a casa a comer el hornazo en las fiestas del “Lunes de Aguas”, he visitado un trocito de mapa en el noreste de Jaén: la Sierra de Segura. Este parque natural se incluye dentro de las cordilleras Subbéticas surgidas durante la era terciaria por los movimientos alpinos y su roquedo es principalmente calizo, por lo que nos encontramos numerosos elementos del paisaje cárstico.

Orcera, Segura de la Sierra, Hornos de la Sierra,  hasta el embalse del Tranco, muy cerca de Cazorla, han sido mis paradas. Entre olivos y pinos, las coplas de Jorge Manrique, Peñalta y el Yelmo, me he trasladado a un paraje de ensueño, “lejos del mundanal ruido”.

Lugar no muy concurrido por turistas, aquí puedes visitar el castillo de Segura de la Sierra, subir al Yelmo, recorrer el embalse del Tranco hasta la piscifactoría del río Borosa y patear la sierra en las innumerables rutas de senderismo existentes.

Si quieres saber más:

Página oficial Sierra de Segura

El Yelmo

Senderismo en la Sierra de Segura

Parque Natural Sierra de Cazorla, Segura y Las Villas

Jorge Manrique

  

El castillo de Santa Catalina en Jaén


Este pasado domingo, mi amiga Ana y yo decidimos subir a pie al castillo de Santa Catalina. Aunque el ejercicio físico no es lo nuestro y hacía un calor veraniego, mereció la pena divisar  la ciudad de Jaén a vista de pájaro: su entramado de calles, los restos de la muralla, el Jabalcuz y los campos de olivos al fondo.

El castilló nació siendo un alcázar árabe durante el reinado del rey Alhamar. Después de la reconquista, en el año 1246, se levantó sobre la alcazaba mora una fortaleza cristiana con una iglesia consagrada a Santa Catalina, nombre con el que se conoce actualmente.

En el emplazamiento se construyeron tres fortalezas a lo largo de varios siglos: el Castillo Viejo, el Alcázar Nuevo y el de Abrehuy. Desgraciadamente en 1965, sobre las dos primeras fortalezas se construyó el actual Parador Nacional de Turismo, por lo que el Alcázar Nuevo es casi lo único conservado.

La entrada es gratuita, pero el acceso a las diferentes estancias está cerrado temporalmente.

En las Arribes del Duero

¿Has viajado últimamente a algún sitio con un encanto especial por su paisaje, entorno, historia, etc.? Mándanos un resumen de tu escapada con las fotos que más te gusten. Lo publicaremos en esta sección.

En mi caso, este fin de semana he visitado con la familia  el parque natural de Las Arribes del Duero, enclave situado en la frontera occidental de Zamora y Salamanca. No es la primera vez que vengo, pero siempre me vuelvo a sorprender.

Debido al periodo de nidificación de ciertas aves como la perdiz, no se puede acceder andando desde Pereña al pozo de los humos. La opción fue subir al mirador que está en Masueco. El río Uces salva un obstáculo superior a 200 metros y choca contra el valle granítico que ha sido excavado durante millones de años por la fuerza erosiva del agua.

Ya en Aldeadávila, dimos un paseo en barca sobre las aguas del río Duero entre España y Portugal. La guía explica cosas muy interesantes sobre la fauna, la vegetación, los pobladores del lugar y una serie de anécdotas que hacen muy entretenido el viaje.

Este enclave forma parte del antiguo macizo paleozoico surgido con los movimientos hercinianos de la era Primaria. El valle  en forma de “V”, las altas paredes de granito y el embalse de Aldeadávila son cautivadores. La imagen impresiona aún más desde el mirador del monje.

No os lo perdáis!!!

Aquí os dejo unos enlaces por si queréis información de la zona:

www.arribes.net/

Revista Ibérica

Presa de Aldeadávila