receta para la selectividad

En este apartado os daré las instrucciones para el examen de Geografía de selectividad. A lo largo del curso he seguido, prácticamente, el mismo modelo de examen que os encontraréis en la PAU: definición de términos, un ejercicio práctico y una pregunta larga (o tema a desarrollar).

Ya os he dicho que la presentación, la caligrafía y la ortografía son importantísimas. Es fundamental leer bien las preguntas y las opciones antes de empezar, y distribuir el tiempo de cada pregunta, empezando a contestar las que mejor se dominan.

1. Definición de términos y conceptos geográficos:

Requieren una respuesta breve a conceptos y términos geográficos. En algunos distritos universitarios se establece un máximo de palabras o de líneas para responder o se acota el espacio de la respuesta. También pueden pedir un ejemplo relativo a España.

Con esta pregunta no se pretende solo evaluar los conocimientos geográficos, sino la capacidad de redactar de modo sintético una respuesta explicativa o descriptiva. A la hora de responder sigue las siguientes recomendaciones:

-Se debe situar mentalmente el concepto o término en el tema correspondiente.

-La respuesta debe ajustarse a lo que se entiende por definición, es decir, enunciar con claridad y exactitud la significación del término. Por tanto, la definición debe ser clara y breve (pero no a modo de telegrama), no debe incluir total o parcialmente el término definido, y no debe empezar con expresiones como “es cuando”, “es algo que”, “por ejemplo”, etc.

En el apartado: Glosario de Geografía encontrarás gran cantidad de términos para estudiar.

 

2. Ejercicio práctico: texto, gráfico, mapa, etc.

En los textos, gráficos y tablas,  se pide que el alumnado interprete la información que se le proporciona. Para ello hay que seguir estos pasos:

-Analizar las características de la información: tipo de fuente geográfica (mapa, cuadro estadístico, gráfico, etc.), fenómeno geográfico al que se refiere, espacio geográfico al que corresponde y cronología.

-Luego, se realizará un comentario de la información, basado en las explicaciones de sus causas y consecuencias y, si es el caso, haciendo distinciones o comparaciones entre períodos, áreas o fenómenos geográficos, y previsiones para el futuro.

-Debe evitarse la mera descripción así como el desarrollo de un “tema paralelo” que no tenga en cuenta en absoluto la información que aparece en el ejercicio.

A la hora de comentar un mapa es conveniente tener en cuenta estos aspectos:

-La localización debe ser clara y precisa, sin que se preste a duda el lugar exacto donde se quiere situar el fenómeno. Si el espacio para incluir el nombre es reducido, es conveniente poner un número sobre el lugar o marcar su contorno y sacar una flecha indicando ahí el nombre.

-Es admisible un pequeño margen de desviación cuando los elementos que se pide localizar no aparecen explícitamente representados en el mapa, como cordilleras, ríos, etc.

-En ningún caso deben cometerse errores graves, como no reconocer las diferentes provincias, o nombrar comunidades autónomas cuando te piden provincias y viceversa; no respetar la orientación de los sistemas montañosos, etc.

En los últimos años, el ejercicio práctico suele incluir varias preguntas no admitiendo el libre comentario del ejercicio. Para ello, hay que limitarse a contestar lo que nos preguntan, de manera precisa. En el apartado: ejercicios prácticos resueltos de selectividad tenéis numerosos ejemplos.

3. Exposición del tema:

Los temas son preguntas extensas sobre los diversos contenidos de la asignatura, que pueden plantearse con carácter general (por ejemplo, las migraciones en España) o con un carácter más concreto (por ejemplo, el éxodo rural en España).

Para responder a un tema, debes tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

-Situar mentalmente el tema en la parte correspondiente de la asignatura.

-Realizar previamente un esquema bien estructurado con los contenidos que vas a exponer.

-Desde hace unos años, el espacio que se asigna para responder suele estar restringido a un número determinado de hojas, de modo que no puede quedar ninguna parte del tema sin tratar.

-Desarrollar el tema teniendo en cuenta los siguientes aspectos: Empezar siempre son una breve introducción, que haga referencia al tema que se propone (interés del tema, rasgos generales, etc.), redactar las ideas principales con orden y coherencia, de modo que presenten una ordenación lógica y una adecuada jerarquización (diferenciando los aspectos fundamentales de los secundarios), para ello es conveniente subrayar los apartados y subapartados principales. Se utilizará un vocabulario adecuado y preciso, propio de la disciplina geográfica. Además, es conveniente acabar con una breve conclusión que incluya los aspectos más relevantes que se han tratado en el tema.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s