Premio World Press Photo 2011

Ya sabemos que una imagen vale más que cien (o eran mil?) palabras. Hoy esta expresión toma forma y significado en una fotografía captada por el fotógrafo Samuel Aranda en Yemen, cuando los manifestantes contra el presidente Ali Abdullah Saleh utilizaron una mezquita en Sana como hospital para tratar a los heridos.

En cuanto a los aspectos estilísticos de la fotografía,  la composición puede recordar a una Piedad del Barroco ¿verdad?, De todas formas, me quedo con el sentimiento que transmiten las manos, los rostros (uno oculto, el de la mujer, y otro de perfil, el del hombre) y el contraste de los colores.

En cualquier caso, todas las fotografías deberían recibir su reconocimiento, sobre todo por  el compromiso, el trabajo y la dedicación de tantos  fotoperiodistas (también periodistas) que se juegan la vida para mostrarnos una realidad que nos resulta muy lejana (pareciera que no va con nosotros…). Ellos y ellas con su trabajo nos sacuden y nos recuerdan que la lucha por la libertad y los derechos humanos es una batalla que todavía no hemos ganado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s