Ejercicio práctico resuelto: gráfico evolución cultivo cerealista

-A partir del análisis del gráfico que se adjunta, comente los aspectos fundamentales referidos a la evolución del cultivo de cereales en España:

La gráfica muestra la evolución del cultivo cerealista en España entre 1950 y 1998 en superficie cultivada (miles de hectáreas) y en cifras de producción (miles de toneladas).

La superficie destinada al cultivo de cereales no ha variado mucho entre 1950 y 1992, situándose entre los 7 y 8 millones de hectáreas. Las variaciones más significativas han correspondido al tipo de cereales cultivados: el trigo predominaba en la década de los 50 por su carácter de alimento básico, que determinaba la regulación estatal de su cultivo y de su precio. Desde 1967, los excedentes de producción a causa de la elevación de sus rendimientos y por la disminución de su consumo al elevarse el nivel de renta de la población, provocó el fomento de los cereales-pienso (cebada, avena, centeno, maíz y sorgo) destinados a la creciente actividad ganadera. A partir de 1992 se observa un descenso en la superficie cerealista en relación con la reforma de la Política Agraria Común de la Unión Europea. Para reducir  los excedentes comunitarios de cereales se fomentó la silvicultura, la extensión del barbecho y la reducción del precio de intervención de los herbáceos.

En cuanto a la producción de cereales: creció de forma significativa entre 1950 y 1986. Las causas de este crecimiento fueron: las mejoras técnicas elevaron los rendimientos por hectárea (selección de semillas, cultivo de variedades con alto rendimiento, mejora del abonado mediante el uso de fertilizantes, reducción del barbecho y la extensión del regadío), el trigo se sustituyó por cereales más productivos como la cebada. A partir de 1986, con la entrada de España en la Comunidad Económica Europea, el cultivo de cereales tuvo que adaptarse a las medidas establecidas desde la PAC, destinadas a reducir los fuertes excedentes cerealistas existentes en la CEE. Estas medidas incluían un sistema de cuotas de producción y una tasa de corresponsabilidad a pagar por el agricultor en función del excedente producido por encima de la cuota. De este modo, se redujo la producción de cereales (aunque no de los rendimientos) que se acentuó a partir de 1992, con motivo de la reforma de la PAC que fomentaba la extensificación del cultivo y reducía el precio de los cereales y las ayudas al comercio exterior.

Los efectos de esta situación son negativos para España respecto a otros países comunitarios, con explotaciones mayores y rendimientos más elevados, que pueden subsistir con precios más bajos. Las comunidades más negativamente afectadas son aquellas en las que el cultivo de cereales tiene un mayor peso como Andalucía, Castilla y León, Castilla-La Mancha y Extremadura.

Fuente: Mª. Concepción Muñoz-Delgado (Pruebas de selectividad: Geografía. Editorial Anaya)


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s