Ejercicio práctico resuelto: Mapa disimetría entre vertientes hidrográficas

Mapa: “Disimetría entre la vertiente atlántica y la mediterránea de la Península Ibérica“. A la vista del mapa adjunto, responda a las siguientes cuestiones:

-¿A qué se debe la disimetría de las vertientes hidrográficas?

La disimetría entre las vertientes se debe al basculamiento de la Meseta hacia el océano Atlántico desde el Sistema Ibérico, originado a raíz de la orogénesis alpina de la era terciaria. Este hecho determinó que, a partir de este momento, buena parte de los ríos peninsulares se orientasen hacia la vertiente atlántica.

-Enumere, indicando su localización, las unidades de relieve que forman la divisoria de aguas entre las vertientes atlántica y mediterránea.

Las unidades del relieve que forman la divisoria de aguas entre las vertientes atlántica y mediterránea son el Sistema Ibérico y las cordilleras Béticas (tendréis que señalarlo en el mapa).

-Señale las características de la vertiente mediterránea y describa su cuenca más importante.

Las características de la vertiente mediterránea son las siguientes: los ríos son cortos, a excepción del Ebro, dada la proximidad al mar de las montañas en que nacen. Son cursos de agua abarrancados, que erosionan violentamente las laderas deforestadas y arrastran derrubios. Su régimen es muy irregular. En verano presentan estiajes (muy prolongados en los ríos más meridionales), y en el otoño pueden sufrir crecidas catastróficas originadas por lluvias torrenciales. Como consecuencia, se hace necesario construir en ellos embalses para regularizar el caudal y abastecer de agua a la agricultura, a la industria y a los núcleos de población.

En la vertiente mediterránea son también frecuentes los torrentes, cursos intermitentes que solo llevan agua cuando llueve. Gran parte del año sus cauces o ramblas se encuentran secos.

La cuenca más importante de la vertiente mediterránea es la del río Ebro. Este discurre por la depresión que lleva su nombre, enmarcada por sistemas montañosos que actúan como divisoria de aguas con las cuencas vecinas: la cordillera Cantábrica y los Pirineos; el Sistema Ibérico y la cordillera Costero-Catalana. La posición del Ebro en la cuenca se aproxima más al Sistema Ibérico, como respuesta a la mayor altura de los Pirineos, lo que determina el mayor desarrollo de la red de afluentes pirenaicos. El régimen del río varía a lo largo de su recorrido, debido al tamaño y a la complejidad de su cuenca, cuyas aguas provienen de zonas climáticas muy contrastadas. Así, en su cabecera, en la cordillera Cantábrica y hasta Miranda de Ebro, tiene un régimen pluvio-nival de caracteres oceánicos, con máximo entre enero y marzo debido a las lluvias atlánticas (enero y febrero) y al deshielo (marzo). Desde Miranda de Ebro hasta la desembocadura del río Aragón, el régimen se hace exclusivamente pluvial mediterráneo por el predominio de la influencia de los afluentes de su derecha, nacidos en el Sistema Ibérico. Desde la desembocadura del Aragón hasta el final de su recorrido en Tortosa, vuelve al régimen pluvionival, debido a la incidencia decisiva de los afluentes pirenaicos.

Fuente: Mª Concepción Muñoz-Delgado (Pruebas de selectividad de Geografía, editorial Anaya).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s