El castillo de Santa Catalina en Jaén


Este pasado domingo, mi amiga Ana y yo decidimos subir a pie al castillo de Santa Catalina. Aunque el ejercicio físico no es lo nuestro y hacía un calor veraniego, mereció la pena divisar  la ciudad de Jaén a vista de pájaro: su entramado de calles, los restos de la muralla, el Jabalcuz y los campos de olivos al fondo.

El castilló nació siendo un alcázar árabe durante el reinado del rey Alhamar. Después de la reconquista, en el año 1246, se levantó sobre la alcazaba mora una fortaleza cristiana con una iglesia consagrada a Santa Catalina, nombre con el que se conoce actualmente.

En el emplazamiento se construyeron tres fortalezas a lo largo de varios siglos: el Castillo Viejo, el Alcázar Nuevo y el de Abrehuy. Desgraciadamente en 1965, sobre las dos primeras fortalezas se construyó el actual Parador Nacional de Turismo, por lo que el Alcázar Nuevo es casi lo único conservado.

La entrada es gratuita, pero el acceso a las diferentes estancias está cerrado temporalmente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s