Segunda Guerra Mundial


Irène Némirovsky, judía rusa afincada en Francia, vivirá en primera persona la Segunda Guerra Mundial. Escritora de cierto prestigio ya en su época, plasma en esta novela su experiencia vital y sus reflexiones sobre este conflicto y la actitud de las diferentes clases sociales ante el enemigo nazi.

Suite Francesa fue un proyecto inacabado y la autora era consciente de que tarde o temprano sería detenida. Murió en Auschwitz; la misma suerte correrá su marido más tarde. Sus hijas lograron escapar con su tutora legal, en la maleta llevaban el manuscrito de su madre, que fue publicado décadas más tarde.

De las cinco partes que hubiera tenido esta ‘Suite’, sólo tenemos las dos primeras. Tempestad en Junio es el relato de los días previos a la invasión alemana de París. Ante la inminente llegada del ejército la gente se lanza a los caminos como puede, itnentando salvar sus pertenencias más valiosas, o con unas mínimas provisiones. En Dolce Francia ya se ha rendido, y buena parte del territorio está ocupado por los alemanes. Incluso en una guerra se dan ocasiones de confraternizar con el enemigo.

El libro incluye también un apéndice con notas de la autora sobre el proyecto final del libro y la suerte que correrá cada personaje en las distintas etapas de su obra,  y varias cartas de los años 1936 a 1945.

El 11 de julio de 1942, Irère escribe a su director literario una carta en la que tiene la certeza de que no sobrevivirá a la guerra: “Querido amigo…piense en mí. He escrito mucho. Supongo que serán obras póstumas, pero ayuda a pasar el tiempo”.

_________________________________________________

Para los que os cuesta la lectura, os recomiendo este cómic sobre el holocausto judío. El autor narra e ilustra la vida de su padre Vladek Spiegelman, judío polaco de Sosnowiec, cuando Hitler invade Polonia; su lucha por sobrevivir y evitar la deportación a Auschwitz, y las secuelas que un acontecimiento tan penoso como éste marcaron a su madre Anja y al resto de la familia.
No sólo es novedoso el tratamiento de este tema en el cómic, sino también que los personajes están encarnados por animales: los judíos son ratones, los nazis son gatos y los polacos son cerdos. Esto no es casual, ya que el autor  “copia”  la opinión de un periódico alemán de mediados de los años 30, en el que se critica a Mickey Mouse y se compara a los judíos con ratones:
“Mickey Mouse es el ideal más lamentable que jamás haya visto la luz….Un sentimiento sano indica a cualquier joven independiente y a toda juventud honorable que esa alimaña sucia e inmunda, el mayor portador de bacterias del mundo animal, no puede ser el tipo ideal de animal…¡Fuera la animalización judía del pueblo! ¡Abajo con Mickey Mouse! ¡Lucid la cruz gamada! “


Maus ha sido el primer y único cómic galardonado con el Premio Pulitzer.

_______________________________________


El diario de Ana Frank

No exagero si digo que este libro ha dejado una huella imborrable en varias generaciones de adolescentes. La cercanía de la protagonista, su evolución personal a lo largo del diario, y sobre todo la claridad en la exposición de su vida escondida en “la casa de atrás” en la Amsterdam ocupada por los nazis, hacen que sea uno de los libros más recomendados para abordar el nazismo y el holocausto judío.
Ana Frank escribió su diario entre el 12 de junio de 1942 y el 1 de agosto de 1944. El 4 de agosto, la Gestapo detuvo a Ana y su familia. Miep Gies, una de las protectoras de la familia Frank, guardó el diario, hasta que en 1947, el padre de Ana, Otto Frank publicó el libro.

Aqui tenéis varios fragmentos interesantes:

Miércoles, 24 de junio de 1942. Querida Kitty:  ¡Qué bochorno! Nos estamos asando, y con el calor que hace tengo que ir andando a todas partes. Hasta ahora no me había dado cuenta de lo cómodo que puede resultar un tranvía, sobre todo los que son abiertos, pero ese privilegio ya no lo tenemos los judíos: a nosotros nos toca ir en el «coche de San Fernando».


“Noche del lunes, 8 de noviembre de 1943. Querida Kitty: (…) Por las noches, en sueños (…) nos veo a los ocho y a la Casa de atrás, como si fuéramos un trozo de cielo azul, rodeado de nubes de lluvia negra, muy negras. La isla redonda en la que nos encontramos aún es segura, pero las nubes se van acercando, y el anillo que nos separa del peligro inminente se cierra cada vez más (…)”.


Lunes, 6 de junio de 1944. (…) Los malditos alemanes nos han oprimido y nos han puesto un puñal contra el pecho durante tanto tiempo, que los amigos y la salvación  lo son todo para nosotros. Ahora ya no se trata de los judíos, se trata de toda Holanda, Holanda y toda la Europa ocupada (…).

Si te interesa saber más: Especial Ana Frank

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s